martes, 16 de septiembre de 2008

Galletitas de la fortuna


Tengo un secreto, un secreto que no he explicado a nadie para que no se me gafe.

Esta semana tengo una cena muy especial.

Cocinar para alguien, única y exclusivamente para ese alguien, es una cosa que siempre me ha parecido muy romántico,...,y sexy.

El menú no lo pienso revelar, pero a cambío sí que voy a explicar una de las sorpresas de la noche, estoy preparando mi propia versión de las galletitas de la fortuna.

Llevo unos días pensando cómo sorprender sin caer en los típicos tópicos, se me ha ocurrido...

El día está al caer, y por mi cabeza no paran de emerger esos posibles mensajes mientras hago cualquier cosa.

Es una gran responsabilidad, tengo su futuro en mis manos, o eso creo.

Cruzo los dedos.

7 comentarios:

petitapetitesa dijo...

Sobre las galletitas no sabría que decirte, pero si te falla algo de lo que pensabas cocinar, puedes probar con esta receta:

CODORNICES EN PÉTALOS DE ROSAS
INGREDIENTES:
* 12 rosas, (rojas, si es posible)
* 12 castañas
* 2 cucharadas de mantequilla
* 2 cucharadas de fécula de maíz
* 2 gotas de esencia de rosas
* 2 cucharadas de anís
* 2 cucharadas de miel
* 2 ajos
* 6 cordonices
* 1 pithaya

PREPARACIÓN:
Con cuidado, separar los pétalos de rosas, tratando de no pincharse los dedos, porque (a) es doloroso y (b) si los pétalos se impregnan de sangre, alteran el sabor del plato y puede provocar reacciones químicas peligrosas.
COMO AGUA PARA CHOCOLATE
Autora: Laura Esquivel
(…)
¡Éste es un placer de los dióses!
Parecía que el alimento le producía a Gertrudis un efecto afrodisíaco y empezó a sentir un intenso calor que le invadía las piernas. Un cosquilleo en el centro de su cuerpo no la dejaba estar correctamente sentada en la silla. Empezó a sudar y a imaginar que se sentiría sentada a lomo de un caballo, abrazada por un villista, que ella había visto en la plaza del pueblo, oliendo a sudor, a tierra, a vida y a muerte. Gertrudis iba al mercado con Chencha, la sirvienta, cuando lo vio entrar por la calle principal de Piedras Negras, y venía al frente de todos, como capitán de la tropa. Sus miradas se encontraron y lo que ella vio en los ojos de él la hizo temblar. Vio muchas noches junto al fuego, deseando la compañía de una mujer a la cual él pudiera besar, una mujer a la que pudiera abrazar, una mujer... como ella. Sacó su pañuelo y trató de que junto con su sudor se fueran de su mente todos esos pensamientos pecaminosos.

Pero era inútil. Algo extraño le pasaba. Trató de buscar apoyo en Tita, pero Tita estaba ausente. El cuerpo de Tita estaba correctamente sentado en la silla, pero no había ningún signo de vida en los ojos. Tan raro este fenómeno, parecía que su ser se había disuelto en la salsa de las rosas, en el cuerpo de las codornices, en el vino y en cada uno de los olores de la comida. De esta manera Tita penetraba en el cuerpo de Pedro, voluptuosa, aromática, calurosa, completamente sensual.

Parecía que habían descubierto un código nuevo de comunicación en el que Tita era la emisora, Pedro el receptor y Gertrudis la que sintetizaba esta relación sexual, a través de la comida.

Pedro no se resistió, la dejó entrar hasta el último rincón de su ser sin poder quitarse la vista el uno del otro. Le dijo: Nunca había probado algo tan exquisito, muchas gracias.
(…)

nos dormimos sin hablarnos dijo...

Petita,
te contesto mañana, con más calma.

Abril dijo...

que tal fue la cena?

nos dormimos sin hablarnos dijo...

Petitapetitesa,

Te lo advierto, piénsatelo dos veces antes de leer el desvarío que se avecina.

Soy la persona que conozco con más teorías de propia creación debajo del brazo.

Una de mis teorías es: díme lo que comes y te diré cómo eres...en la cama.

Para mi todo es indicativo: el maniático, el que no le gusta probar lo nuevo, el que le encanta el marisco, el que se alimenta básicamente de carne, el sibarita...

Prefiero no hablar más explícitamente del tema por no meter la pata.

Ahora mucha gente se habrá dado cuenta que me he interesado por lo que come.

Es cierto que he estudiado antropología de la alimentación, y en ningún caso existió una teoría al respecto, pero si la poneis en práctica, vereis que no falla nunca. Lo más parecido se encuentra en la medicina china, de la que no soy ninguna experta (mi saber se basa en conversaciones con gente que supuestamente sabe). En función del tipo de alimento por el que se siente predilección: dulce, salado, ácido, amargo,...etc, indica una tipología y un organo asociado...bla, bla, bla.
Por poner un ejemplo: el dulce está asociado con una baja autoestima, etc.

No dirás que no te lo he advertido.

Ahora hablando más en serio, la comida y el juego por muy importantes que sean, han de ser meros complementos de la química del momento.

Flores sí que he comido, pero no pithaya. He visto que es de la família de los cactus. Sabes si está rico?

nos dormimos sin hablarnos dijo...

Abril,

en la escala del 0 al 10....1200.

Sabes que no puedo ser más explícita.

Àurea dijo...

Des de otros mundos te sigo pequenya....yo tb quiero saber como fue la cena jajaja

Totalmente de acuerdo con lo de la comida y la cama! Lo se por propia experiencia. En general todo es extrapolable

Bueno te dejo y solo queria pasearme por aqui ahora que tenia un momento...solo decir que esta ciudade me encanta, estoy simplemente alucinada...ojala estuvieras aqui con nosotras!

T'enyoro

nos dormimos sin hablarnos dijo...

Hola,

La verdad es que sí que impresiona.

Ayer ya se acabaron las fiestas de la Mercé. Tengo que deciros que os perdisteis el concierto de Russian Red. No se puede tener todo.

A mi también me gustaría estar con vosotras. Tengo cosas que explicaros, supongo que vosotras también.

Us estimo infinit, pelusillas