lunes, 12 de mayo de 2008

Las mil y una...velas




La mesa llena de casquillos de cerveza y de cera desecha de mil y una velas.

Mi cuerpo se va aproximando a ver si te decides...

Me río más cerca de tu boca

Me besas

Y no lo puedo evitar, la cabeza se me va...

7 comentarios:

La que siempre va a estar dijo...

La verdad que ese momento justo en que esperamos a ver si se decide o no siempre me ha parecido terrorí-fico.

Me alegro que por fin tengas blog nuevo.

la que siempre va a estar dijo...

Me gusta mucho la foto, es una verdadera explosión de color.

A ver cuando te estiras y me das una para decorar mi comedor.

Un besazo.

nos dormimos sin hablarnos dijo...

Hola, niña guapa

Mi nivel de tolerancia a la paciencia es más bien escaso. Por lo que yo diría, que más que terrorífico es desesperante. Aunque para estos casos siempre nos quedan más opciones.

;)

Lo de la foto, ¡está hecho!

ya sabes quién, no? dijo...

Pues para mi es uno de los mejores momentos...las miradas, la aproximación, los olores, colores 8defecto de profesión), la música (porque aunque no la hubiera, todos ponemos una canción a un momento determinado)...me parece tan sexy...

MUA!

nos dormimos sin hablarnos dijo...

Y el momento justo en que se accelera el corazón...

nos dormimos sin hablarnos dijo...

Y el calor...

otra vez yo dijo...

La vida es bella...el amor es bello...